Fabiani-Yachts-en-el-Salón-Náutico-de-Venezia-2021-1
//

Fabiani Yacht en el Salón Náutico de Venezia: la innovación continúa

fabiani-salone-veneziaEl stand de Fabiani Yacht en el Salón Náutico de Venezia, situado en el maravilloso contexto histórico de las estructuras del Arsenale, muestra los 6 modelos de los proyectos innovadores de valor absoluto divididos en dos categorías: clásicos e híbridos. Son barcos que van desde los 23 metros hasta los casi 31 del buque insignia, caracterizados por un estilo vanguardista que se aleja de la homologación estilística del mercado actual.

Pero el astillero está especialmente orgulloso de los nuevos modelos híbridos que, más allá de los resultados estilísticos, cruzan un importante umbral en soluciones tecnológicas basadas en sistemas fotovoltaicos ocultos.

A primera vista parecen barcos tradicionales, pero cuando los paneles se extraen y extienden mediante sistemas hidráulicos en sólo tres minutos, queda claro el salto ideológico y funcional que propone el astillero. Así, el diseño, la innovación y la ecología se unen en una única solución útil para ahorrar energía y respetar el medio ambiente, sin sacrificar el confort y el lujo de los yates modernos.

El modelo más grande de Fabiani Yacht, la verdadera novedad presentada aquí en el Salón Náutico de Venezia, es el 101 Hybrid, que cuenta con un impresionante conjunto de paneles solares y, con 104 toneladas, navega totalmente a coste cero y en absoluto silencio, utilizando únicamente energía solar.

fabiani-salone-venezia-2021Los paneles solares retráctiles salen de los laterales del barco y hacia la proa desde unas carcasas especiales situadas en una cavidad entre el salón y el flybridge. Si tiene una necesidad particular de llegar rápidamente a su destino, los paneles solares pueden replegarse en un par de minutos, encender los motores diésel y navegar de forma tradicional.

El barco está equipado con motores eléctricos de unos 200 kW de potencia que son suficientes para superar la velocidad de 6 nudos. Los cascos del 101 y del 100 son idénticos, con la diferencia de que en el 100 hay un camarote de armador panorámico en la cubierta principal, hacia la proa, desde el que, tumbado en la cama, se tiene una vista del mar de 180º.

También suscitó gran interés el 100 pies, creado antes que el 101 con el mismo fin, que también utiliza una gran vela estructural de 150 metros cuadrados cubierta de paneles solares que impulsa eficazmente el barco con vientos favorables, especialmente de popa. La vela puede soportar vientos bastante fuertes, pero sigue requiriendo una gestión inteligente y, en cualquier caso, un sistema que controle las tensiones estructurales implicadas avisa al patrón en caso de demasiado viento y repliega la vela de forma autónoma.

La gran vela, formada por tres secciones, es ajustable para permitir el máximo aprovechamiento de la energía solar combinada con la energía mecánica del viento: puede colocarse en vertical cuando el sol está bajo en el horizonte y en horizontal cuando el sol está en el cenit o el viento es demasiado fuerte; las dos alas laterales pueden ajustarse independientemente.

-Salone-di-VeneziaLa superficie total de los paneles solares montados en el barco de 100 pies asciende a unos 350 metros cuadrados con una potencia de unos 380 kW. El astillero Fabiani Yachts ha simulado un crucero por el archipiélago toscano con salida desde Cala de Medici para llegar a Capraia, nadar, trasladarse a Córcega y dormir en la rada, al día siguiente trasladarse a Elba, dormir fuera otra noche y volver al puerto de salida: coste total cero euros, sin encender nunca los 4.000 caballos de los motores endotérmicos. Si utiliza motores diésel, puede alcanzar fácilmente los 25 nudos.

Todas las soluciones tecnológicas han sido patentadas. En el diseño del casco se ha tenido en cuenta el tipo de navegación que se va a realizar, las velocidades y los esfuerzos que conlleva. La estabilidad lateral es tal que no se necesitan estabilizadores: los estudios de dinámica de fluidos han demostrado que con un viento de 100 km/h a dos tercios de la vela (absurdamente colocada en sentido longitudinal) el casco sólo se escora 5 grados.

Común a todos los modelos es la plataforma de popa patentada, que puede adoptar cuatro posiciones diferentes: descender un metro por debajo del nivel del agua, así como elevarse hasta el nivel del mar, ampliar la zona de la cubierta hasta el nivel de la bañera, o incluso hasta el nivel del puente de mando para crear una espectacular terraza con vistas al mar, obviamente siempre protegida por puntales.

Pero el uso más espectacular e innovador es el de poder embarcar un coche Smart en el garaje, movido por el mismo puente de popa que se puede llevar al mismo nivel que el muelle. Desde el garaje, un pasillo insonorizado, creado entre las dos salas de máquinas, permite el acceso directo a la zona de descanso, sin ningún desnivel, una solución patentada de máximo confort.

Fabiani-Yachts-al-Salone-di-Venezia-2021

This article is also available in: English Italiano Русский