61º Salón Náutico
/

Cómo será el 61º Salón Náutico de Génova

El 61º Salón Náutico de Génova, que se celebrará este año del 16 al 21 de septiembre, llevará inevitablemente el recuerdo de su anterior edición, que se desarrolló en un clima de alerta sanitaria pero que no fue infructuosa, sino todo lo contrario. La edición de 2020 fue la primera, junto con la de vehículos recreativos, en romper el tabú de las prohibiciones de montaje, al tiempo que marcó la aceleración de una kermesse marítima que ha demostrado saber siempre renovarse, sorprender y crecer junto a su sector de referencia.

El Salón Náutico también se espera que vea un futuro de mejoras estructurales que involucrarán no sólo a la zona de exposición, sino también a la ciudad de Génova. «Este año los expositores del Salón Náutico verán una importante diferencia paisajística. – dijo Paolo Signorini, Presidente de la Autoridad Portuaria del Mar de Liguria. Las obras del nuevo trazado harán que la zona de exposición sea aún más competitiva en el área del Mediterráneo. Para hacer más accesible el Salón –continuó el Sr. Signorini– habrá más plazas de aparcamiento (800 en total) y una pasarela, que se construirá en una fase posterior y es un proyecto más complejo«. Porque Génova es la «capital de la navegación«, como explica el alcalde de la ciudad, Marco Bucci, que también es un apasionado de la vela. En definitiva, la antigua República Marítima se merece esto y más, sobre todo cuando se trata de que Italia sea el dominus mundi de la industria náutica.

Deseo de mejorar

La exposición de Génova también se ha fijado una fecha precisa para llegar a la cima en el sentido estructural: 2023 es el año en que se terminarán todas las obras. Mientras tanto, sin embargo, hay mucho que contar y el ambiente en la sala de prensa en la presentación de esta 61ª edición es de todo menos modesto. Los éxitos han sido y serán confirmados; el nivel de competencia con los otros salones náuticos, especialmente los internacionales, es casi de estadio. Esto se debe también a la campaña de comunicación del Salón Náutico, que se enmarca en el plan de promoción «Made in Italy» del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, gestionado por
61esimo salone nautico genovaICE Agenzia, que es socio institucional junto con el Ministerio de Desarrollo Económico, la Región de Liguria, el Ayuntamiento de Génova y la Cámara de Comercio de Génova. «El diseño de la 61ª edición del Salón Náutico se basará en el probado formato multiespecialista, que abarcará una superficie de más de 200.000 m2, con el 85% de las áreas completamente al aire libre«, y al ver los renders de los pabellones queda inmediatamente claro que el teatro de la exposición será el principal protagonista, junto con el mar y los barcos. Detrás de todo este arduo trabajo hay también señales importantes que responden a los temas clave dictados por las normas de Reinicio, como «un puerto con cero emisiones«, a lo que se añade «la electrificación de toda la actividad náutica mediante el uso de la fotovoltaica«, explica Paolo Signorini.

Durante su intervención, Marina Stella, Directora General de Confindustria Nautica, también presentó un panorama optimista para el país: «Las herramientas de internacionalización puestas en marcha pretenden confirmar al Salón Náutico en su papel de promoción anticíclica, como pudo demostrar en la difícil edición de 2020, el año de la pandemia. En 2021, se espera que el 70% de las empresas crezca entre un 10% y un 20%, el 24% de ellas espera un aumento del 10% en la facturación y solo el 3% un descenso«.

61º Salón Náutico: se exponen 1.000 barcos

Las dudas giran más bien en torno a la viabilidad de las autopistas de Liguria durante la exposición de las mil embarcaciones de ensueño, pero Giovanni Toti parece querer poner un parche porque el Salón Náutico será «una de las semanas que más intentaremos proteger de las obras (de autopistas) más impactantes«, dijo el Presidente de la Región de Liguria en la rueda de prensa. Un salón náutico que ya está todo «vendido» no podía permitirse el lujo de estar en este sentido. Pero esto también se debe a la capacidad de recuperación de una ciudad que ha sabido reponerse tras la caída del puente Morandi y que, con razón, quiere «volver a hacer todo seguro«. Y parece casi una «sorpresa» que el alcalde de Génova pueda hablar de la 61ª edición del Salón Náutico, cuando las variantes del virus siguen enloqueciendo y no todo está claro sobre el pase verde, la certificación Covid-19.

61esimo Salone Nautico«Estamos orgullosos, ahora más que nunca, de volver a ser la Capital Náutica: será un gran acontecimiento para todos, para experimentar muchas cosas de la reanudación y para vivir la cultura del mar, parte fundamental de nuestra historia y elemento importante de nuestro futuro. Mientras tanto, la ciudad está trabajando para convertirse en el polo de la náutica de recreo a nivel internacional, explotando los espacios de crecimiento y cambiando la cara de algunas zonas, como el Waterfront», explicó el alcalde de Génova. Ya se siente el deseo de «probar por fin los barcos y entender lo que significa hacerse a la mar». También estarán presentes un millar de marcas, dijo Alessandro Campagna, director comercial de Saloni Nautici, y añadió que «estarán todos los principales actores» y que aún queda tiempo para definir un proyecto que «ha cambiado realmente todo el ámbito de la exposición».

En cuanto a las cifras, el crecimiento está representado por «un +14% de espacios disponibles y un +19% de atraques«. El 61º Salón Náutico acogerá también la salida de la regata más larga del Mediterráneo, la Rounditaly. En resumen, se dice Génova, pero se habla del país, y resuena en la conferencia que: «Este es su Salón Náutico«.

This article is also available in: English Italiano Русский