lusben-refit-morning-glory
/

Morning Glory renace a una nueva vida: remodelación por Lusben

Lusben ha completado la remodelación del Morning Glory, el famoso superyate de Perini Navi

lusben-morning-glory-cantiere-768x497Para Morning Glory es el amanecer de un nuevo día. Lusben, el histórico astillero de Viareggio, ha completado la remodelación del superyate de vela de 48 metros de Perini Navi, famoso por tener entre sus propietarios al magnate australiano de las telecomunicaciones Rupert Murdoch.

El majestuoso ketch, construido en 1993 en los famosos astilleros Perini Navi de Viareggio, ha vuelto a su esplendor original a voluntad de su nuevo propietario italiano que, a través de la empresa Forza 3 de Milán, eligió a Lusben para llevar a cabo la remodelación del yate durante diez años.

lusben-morning-glory-poppa-296x444En concreto, el equipo de Lusben se encargó de pintar el casco, la zona de estar y parte de la cabina de popa, de sustituir los generadores y de reconstruir casi la mitad de la teca de la cubierta. Esta actividad en particular permitió a los trabajadores especializados del astillero poner en práctica sus conocimientos técnicos: se sustituyó más del 40% de la teca con tablones de entre 4,5 y 6 metros de longitud, una operación especialmente compleja si se tiene en cuenta que los tablones estándar suelen tener una longitud de unos 3 metros y que este tipo de actividades en los veleros exigen más cuidado y precisión que la misma operación en los yates a motor.

La remodelación duró un total de cinco meses y en ella participaron casi 50 personas, entre empleados directos y proveedores externos, que trabajaron en total sinergia con la tripulación del barco.

Un increíble trabajo en equipo seguido con gran interés y satisfacción por el armador que se declaró muy satisfecho con el resultado obtenido y ya está listo para nuevos cruceros por el Mediterráneo.

Morning Glory launch at Lusben shipyard (1)Morning Glory es el primero de los seis yates de Perini Navi que serán botados esta temporada. Otros cinco están siendo remodelados en las instalaciones de Lusben en Livorno y Viareggio y serán devueltos a sus propietarios en las próximas semanas.

A pesar de las graves limitaciones impuestas por la pandemia mundial, la cuidadosa planificación de las actividades ha permitido a Lusben evitar cualquier ralentización y las operaciones en los astilleros han continuado sin retrasos. Este año, el volumen de trabajo de los botes ha sido más rápido de lo habitual y sólo en la planta de Viareggio se ha alcanzado un máximo de 23 barcos en el astillero, de entre 28 y 50 metros, que han ocupado los puestos de trabajo en el mar y en tierra.

Lusben, con más de 60 años de experiencia en el sector de la remodelación de yates, cuenta con unas instalaciones en las que el saber hacer, la organización, la atención a los detalles, la hospitalidad y la cálida acogida son los elementos imprescindibles de la filosofía de la empresa. Una filosofía que, junto con la profesionalidad del personal, da nueva vida a los barcos más bonitos del mundo.

This article is also available in: English Italiano Русский